Borges: Realidad vs. lo fantástico

Grupo: Jueves por la mañana, Integrantes: Daniel Guerra, Jorge Morales, Stephanie Figueroa, Sebastian Landolt

My Photo
Name:
Location: Buenos Aires, Argentina

12.25.2004

Sujeto y cociencia en las ruinas circulares

TEORIA SOBRE EL GENERO FANTÁSTICO
El género literario de lo fantástico corresponde a un tipo de narración particular, que suele confundirse con otros géneros vecinos, como la ciencia-ficción o el terror. De hecho, la palabra "fantástico" se ha utilizado en contextos tan variados, que ha perdido gran parte de su significado intrínseco. Abundan las antologías de textos fantásticos, tanto en Europa como en América, y se han multiplicado las publicaciones y los congresos dedicados al género.
Pero lejos de progresar hacia una definición funcional de la narración fantástica, las diversas tendencias críticas que han examinado este fenómeno literario, no han sino complicado el asunto, y resulta prácticamente imposible sintetizar estos análisis, muchas veces contradictorios, para llegar a una visión adecuada del género fantástico.

PARA LOS LECTORES

Este cuento sirve de ilustración sencilla de cómo funcionan las imágenes, y los huecos que resultan para el lector cuando el autor cambia la realidad que ha construido. En el cuento, Borges describe un mago que quiere hacer un hombre por medio de soñar. Esta idea requiere de que el lector forme una imagen de una realidad en que esto sea posible: una persona real creará otra persona hecha de sueños. El mago intenta varias veces, y por fin logra soñar un hombre que parece completamente real. El lector sigue con la misma imagen: objetivo logrado. El hombre soñado no se puede dañar por fuego, y solamente el fuego y el mago saben que no es real. Y el lector sigue con básicamente la misma imagen. Un día, el mago se encuentra en una conflagración, y se prepara para morir (y el lector sigue con la misma imagen del mago como persona real y el hombre como resultado de sus sueños), pero el mago descubre que el fuego no le daña. En este punto, al final del cuento, el lector tiene que cambiar la imagen, o la realidad que había imaginado, porque el mago resulta ser sueño también. Esto crea un hueco para el lector. El lector llena el hueco, cambiando su visión de la realidad para poder seguir entendiendo el cuento. Esta deconstrucción de la realidad establecida por el autor permite que el lector piense en preguntas como ésta: "¿Cómo serían las cosas si yo fuera persona imaginaria, o si mi realidad dependía de los pensamientos de otra persona?" Además, es interesante para el lector, porque le es sorpresivo, pero no difícil de seguir.


REALIDAD VS LO FANTÁSTICO
El poder que impone el mago el poder de su imaginación a la realidad cuando su mente le sirve para duplicarse a si mismo a través de su hijo.Aquí Borges establece La duplicación directa con la existencia misma a través de la relación entre el creador y la creación. Según Jacques Lacan, el hombre vive en una búsqueda constante por su propia identidad. Como lo estipula en El estadio del espejo, el hombre necesita encontrar esa parte perdida, esa otra mitad, para poder encontrarse a sí mismo. Sin embargo, Lacan también sugiere que es imposible lograr esa unidad. El hombre está condenado a necesitar del reconocimiento de los otros para sentirse completo. Por eso está destinado a vivir por siempre en una infructuosa búsqueda por el elemento perdido. En el relato de Borges, la creación es el complemento del mago. Como sujeto, el mago necesita crear a otro ser en el que él se refleje. Paradójicamente, el mago eventualmente descubre que él mismo es el reflejo de otro ser.
La serie infinita de espejos sugiere la imposibilidad de adquirir el conocimiento y la perfección. En el relato, el mago aparentemente encuentra el conocimiento y la perfección cuando su creación adquiere vida propia, cuando después de un primer intento fallido finalmente consigue crear a su PERSONAJE de sueño. Debido a que todo el proceso creativo toma lugar mientras el mago duerme, aparentemente la mente domina a la realidad.
Sin embargo, el hecho de que la mente tenga la habilidad de dar vida a ese nuevo ser es posible solamente después de que el cuerpo del mago entra en ese estado de pasividad física. Por lo tanto, el control de la imaginación sobre la realidad física es una ilusión porque la realidad producida por el sueño no existe fuera de la mente. La duplicación es interna. De tal forma, cuando, en el sueño del hombre que soñaba, el soñado se despertó, el éxito de haber creado al hijo es en efecto parcial y solamente aparente. El mago le da vida a su creación solamente en el espacio ludírico, no en el real.
Es precisamente el final del cuento el que muestra cómo el poder de la mente solamente existe en forma temporal y cómo el ser humano esta condenado a vivir castrado, eternamente
El primero en demostrar la falsedad de la realidad inventada por la imaginación es el hijo del mago. El mago sabe que aquellos seres creados por la imaginación de los hombres son inmunes al fuego, así que cuando se entera de que su creación es capaz de hollar el fuego y de no quemarse ... [entonces teme] que su hijo medite en ese privilegio anormal y descubra] de algún modo su condición de simulacro. Hasta ese momento en el cuento, el mago sabe que la existencia de su hijo está basada y depende de una ilusión. Sabe que su hijo cree ser real y que se siente humano, que ignora que lo es solamente en la mente de su creador. Por lo mismo, el mago se aterra ante la posibilidad de que su hijo descubra No ser un hombre, ser la proyección del sueño de otro hombre ¡qué humillación incomparable, qué vértigo! El hecho de que el mago fabricó la vida de su creación hace que la realidad de éste último se encuentre al filo de la destrucción. Esa fragilidad hace que ese plano irreal pierda poder y eventualmente muestre su condición temporal.
Aún más, incluso lo que se percibe como ese espacio físicamente real puede ser en realidad otra ilusión. Entonces el relato cumple otra de las características que el mismo Borges emplea para describir la literatura fantástica: la obra dentro de la obra. En este caso, hay una realidad encerrada en otras realidades. Por ejemplo, la realidad del mago mismo termina cuando éste descubre su propia condición irreal,
Por un instante pensó refugiarse en las aguas, pero luego comprendió que la muerte venía a coronar su vejez y a absolverlo de sus trabajos. Caminó contra los jirones de fuego. Estos no mordieron su carne, éstos lo acariciaron y lo inundan sin calor y sin combustión. Con alivio, con humillación, con terror, comprendió que él también era una apariencia, que otro estaba soñándolo "Las ruinas circulares." Ficciones. 1941. Madrid: Alianza Editorial, 1994o.
Horrorizado ante su propia condición ficticia, al mago solamente le queda la resignación. El mago, quien se creía real, se da cuenta de que él también existe en el plano imaginario; él mismo es el producto de la imaginación de otro
FICCIÓN SEGÚN BORGES
Borges no sigue la regla del orden sistemático. Las historias crean su propio orden. Incluso el punto de partida en la estructura del texto se conecta con el final del mismo, creando así una circunferencia estructural. En Las ruinas circulares, el círculo de la lectura se cierra hasta que el lector descubre que el mago mismo existe solamente en un plano imaginario. En este caso, él crea a su hijo, su hijo creará a otro y antes alguien lo creó a él. Borges emplea entonces la paradoja de la ilusión, la cual el lector descubre hasta que llega al final del último párrafo. Por lo tanto, Borges combina la voluntad y la imaginación, creando así un nuevo elemento que hace posible que lo que al principio el lector percibía como real sea denunciado como falso al final.
Precisamente, la falacia de la realidad que el final revela también muestra la imposibilidad del ser humano de algún día sentirse completo. La resignación y el alivio que el mago siente sugieren que éste está consciente de que ha fracasado en cierta forma al tratar de lograr lo imposible. De hecho, el elemento punitivo en su historia se establece desde el principio, El propósito que lo guiaba ... Quería soñar un hombre: quería soñarlo con integridad minuciosa e imponerlo a la realidad ... buscaba un alma que mereciera participar en el universo.
Quizás el mago, inconscientemente, sabe que su destino es duplicarse y de tal forma complementarse a sí mismo. Esa es la inescapabilidad del destino que otro ya ha preparado para él. Después de todo, él mismo es la continuación en esa cadena interminable de seres cuyo propósito, entre otros quizás, está el de la reproducción a su imagen y semejanza.
Como en Las ruinas circulares, un nuevo nivel de la realidad es posible solamente mientras el cuerpo del protagonista permanece inmóvil. Es entonces cuando la mente trabaja.
De cualquier forma, aún cuando la inversión de la relación sujeto-mente incluso puede con vertir a la mente en la entidad que dicta la realidad material, el efecto es temporal. De acuerdo a la teoría de Foucault .De acuerdo a la teoría de Foucault, el alma en sí es un factor
La teoría del estadio del espejo representa también un ataque al existencialismo. Desde el punto de vista existencialista, la mente libera al individuo, aún si su cuerpo está paralizado o ha sido derrotado por las fuerzas de la naturaleza. En los tres relatos discutidos hasta ahora, el sueño y el delirio representan los estados del cuerpo que mantienen inmóviles a los sujetos.
Referencia a los simbolos
Una lectura basada en el plano físico revela que en las historias de Jorge Luis Borges Las ruinas circulares, la mente de cada personaje está activa y en control de la trama solamente mientras el cuerpo permanece en un estado pasivo, físicamente inabilitado para reaccionar o detener la fuerza de la imaginación. La historia de los personajes dentro de la historia principal, por lo tanto, existe y se desarrolla a través de sus ideas. Una de las razones por las que los protagonistas dentro de cada historia se ven en la necesidad de recrear una fantasía es la de sentirse completos. Esto los lleva a fabricar una historia que solamente encuentra lugar en su imaginación.
Las relaciones sujeto-sujeto que aparecen a través de los dobles de los personajes no son duraderas porque su propósito es llenar un vacío en la vida del protagonista. Ese instante es breve porque usualmente ocurre antes de que el creador de esa fantasía muera o, como en el caso del mago, se entere de su propia condición irreal. Por otro lado, la realidad sujeto-mente también tiene bases débiles. Tan pronto como la muerte o la desilusión llegan, esa realidad que solamente existe en la mente se esfuma; no puede trascender la línea de la realidad física. Incluso, solamente el personaje en cuestión sabe que esa fantasía llegó a tomar lugar. En suma, la imaginación está atrapada por la materialidad del cuerpo.
Stephanie Figueroa
BIBLIOGRAFIA
Borges, Jorge Luis. Ficciones. Madrid: Alianza Editorial, 1995.
Barrenechea, Ana María. La expresión de la irrealidad en la obra de Jorge Luis Borges 1995
Lacan, Jacques. '93El estadio del espejo como formador de la función del yo tal como se nos revela en la experiencia psicoanalítica. Escritos. 19a. ed. México: Siglo Veintiuno, 1997.
Macherey, Pierre. Para una teoría de la producción literaria.
*Ensayo sobre las perspectivas humorísticas en Borges, con especial análisis de Ficciones y Aleph. EL HUMOR EN BORGES,152 Págs. Editorial Cátedra, Madrid, 1999.
"Las ruinas circulares." Ficciones. 1941. Madrid: Alianza Editorial, 1994
http://www.mundolatino.org/cultura/borges/borges.htm



0 Comments:

Post a Comment

<< Home